2013/02/27

Alumnos del PCPI-CIFO de Santurtzi construyen un parque infantil para los refugiados de Tinduf




Este proyecto solidario lo han desarrollado los alumnos del Taller de Fibra de Vidrio
Después del premiado proyecto “Tijeras que cortan barreras”, los alumnos del Taller de Fibra de Vidrio del PCPI-CIFO de Santurtzi vuelven a dar una nueva lección de solidaridad enviando a los campamentos de refugiados de Tinduf un parque infantil construido por ellos mismos.

Este proyecto nace en el marco de programas de Aprendizaje y Servicio Solidario, metodología que trasciende los conocimientos meramente técnicos y académicos,  apostando por una educación en valores, cooperativa y solidaria. Aprenden ayudando a los demás lo que hace que se sientan más  útiles, más responsables, más autónomos y más válidos para la sociedad. Así es como desarrollan la competencia propia del oficio además de mejorar su desarrollo personal y social.

Esta combinación de retos académicos con una causa social ha permitido conocer en profundidad la situación del pueblo saharaui a través de testimonios de cooperantes, entre muchas otras actividades. Ellos han trasmitido la intensidad con la que se vive en un lugar donde los recursos son más bien escasos y la necesidad apremia.

Esta visión de la situación saharaui, ha calado entre estos jóvenes del PCPI de Poliester y Fibra de Vidrio quienes se han implicado con ilusión en el diseño, desarrollo y construcción de un balancín, tobogán, columpio y canastas de baloncesto. Cada paso en el desarrollo del proyecto ha estado cargado de motivación, pensando en los más pequeños de los campamentos y disfrutando de la sensación que da contribuir al bienestar de los demás.

También se ha contado con la colaboración de la asociación AMAL de Santurtzi y ARASD. Ellos han sido los encargados de hacer llegar la ilusión y el buen hacer de estos jóvenes santurtziarras, trasformada en sonrisas para los niños de Tinduf, a través de la caravana solidaria que salió de Bilbao el pasado mes de febrero.

El proyecto finalizó con la celebración de un pequeño acto de felicitación y reconocimiento a su trabajo por parte de todos los colaborados externos al programa, y del concejal de Cultura y Euskera del Ayuntamiento de Santurtzi, Danel Bringas, quien subrayó su sorpresa al comprobar, una vez más, la capacidad de los jóvenes del PCPI para aprender con ilusión dando un sentido práctico y útil a sus trabajos mientras ayudan a otros colectivos.

¡Enhobuena a estos chicos que han puesto en cada paso del proyecto la sonrisa al imaginar a niños y niñas de los campamentos de refugiados jugando en su parque infantil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.