2017/03/14

El ascensor urbano entre Juan XXIII e Iparragirre entrará en funcionamiento este próximo verano



El Ayuntamiento de Santurtzi ha comenzado las obras para la instalación de un ascensor urbano que unirá la prolongación de la calle Juan XXIII y la calle Iparragirre, unos trabajos que han comenzado ya a ver la luz y que supondrán un desembolso de 342.000 euros, de los que 106.000 serán vía subvención de Gobierno vasco, enmarcada dentro de las ayudas que otorgan a actuaciones de mejora de accesibilidad en los municipios.


Así las cosas, los trabajos comenzaron el pasado mes de diciembre con las diferentes catas necesarias previas al derribo de las actuales escaleras, con la idea de que el nuevo ascensor pueda estar en marcha antes de este verano. “Estos trabajos van a suponer un gran avance en accesibilidad para esta zona del municipio, porque a día de hoy los ciudadanos que van en silla de ruedas o con cochecitos de bebé tienen que dar toda la vuelta a la calle para poder acceder a Iparragirre”, ha indicado en rueda de prensa la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo. Y es que se trata de una zona muy transitada, ya que supone una conexión directa con el ambulatorio de Mamariga.

“La gran afluencia de gente que transita por estas calles y la dificultad que entraña salvar el desnivel existente ha hecho que desde el Ayuntamiento nos planteemos ubicar en la zona un nuevo elevador urbano, sumando así esta actuación a la cantidad de ellas que venimos haciendo en nuestro pueblo durante los últimos años con el fin de mejorar la accesibilidad y la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”, ha añadido la primera edil.

El nuevo ascensor urbano salvará un desnivel de seis metros entre ambas calles, que actualmente son unidas mediante escaleras muy irregulares entre dos edificios de viviendas separados por doce metros. De esta manera, se replantean las escaleras de forma que cumplan con las normativas de accesibilidad actuales, y con la idea de dar continuidad a las dos fachadas del entorno se aplacarán los nuevos muros de las jardineras.


Asimismo, se habilitará mobiliario urbano con bancos de fundición dúctil y papeleras, así como dos zonas verdes con riego automático. También se adaptará toda la red de drenaje, saneamiento, abastecimiento, red eléctrica y de telecomunicación, así como alumbrado.

“Con esta actuación seguimos dando cumplimiento a los compromisos que llevábamos en nuestro programa electoral de EAJ/PNV y damos respuesta a una demanda ciudadana, haciendo que nuestro pueblo sea cada vez más accesible con actuaciones como esta de hoy, por lo que la satisfacción es doble”, ha concluido Urkijo.

1 comentario:

  1. Espero que duren menos y sean menos chapuceras que las que se están realizando en la calle Santa Eulalia.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.